Lucia y Adrián

Torre de los Perdigones

 

La torre de los perdigones, que con el tiempo se convertiría en el principal símbolo de Adra, se
construyó para fabricar los perdigones. El proceso de elaboración consistía en fundir el plomo
y dejarlo caer a través de una criba.



Sus medidas, pese a que no son imponentes, predominan sobre casas de planta baja. Tiene una altura de 45 metros y unos 7´5 metros de diámetro; En su interior tiene un pozo de otros 12 metros de profundidad.

En la espigada estructura pueden observarse tres tramos: el primero es de mampostería, el segundo es de ladrillo, y al igual que el primero, tiene forma de cono. El tercero y último, es de forma cilíndrica. En estos tres tramos se pueden divisar dos colores: marrón y blanco.

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now